La barra direccional

 

La barra direccional es una herramienta parecida a una pértiga de atletismo que permite la movilidad esencial a personas con visibilidad reducida o ciegas. La barra direccional tiene una longitud de 3 m y un espesor de 3 cm de diámetro. Puede ser de madera, de fibra o de aluminio recubierto, de una sola pieza, o de tres piezas desmontables.

 

Cogidas a la barra direccional van tres personas:

 

En cabeza el llamado G1 (Guía de cabeza) que se encarga de describir los accidentes orográficos y ofrece toda la información necesaria a sus seguidores.

 

Le sigue B1 (persona con ceguera total), que en centro de la barra direccional, sigue rigurosamente todas las indicaciones no solo verbales, sino de movimiento de la barra, para salvar todos los obstáculos del terreno.

 

Cerrando el grupo, se encuentra el G2 (Guía trasero) que puede ser vidente, o puede ser B2 (persona con discapacidad visual o ceguera parcial). Este tercer componente del equipo, se encargará de guiar por el camino correcto al B1 (persona con ceguera total) por medio del simple movimiento de la barra direccional.

 

Contacto

 

Para contactar con nosotros, puedes utilizar nuestro FORMULARIO DE CONTACTO

 

Enlaces


E-mail